ENVÍO GRATIS A PARTIR DE 45€

LAS MEJORES FLORES Y ACEITE CBD PRODUCIDOS CON CARIÑO PARA TU BIENESTAR.

No tienes productos añadidos

Aceite de CBD¿Qué es el sistema endocannabinoide?

¿Qué es el sistema endocannabinoide?

¿Sabías que todos los mamíferos contamos con un sistema cannabinoide en nuestro cerebro?¿Sabes lo que es el sistema cannabinoide?

Aquí te contamos todo sobre este revolucionario descubrimiento que se hizo en la década de los 90 del siglo XX y lo que significa para el tratamiento del dolor y algunas enfermedades.

Qué es el sistema cannabinoide

El sistema cannabinoide está compuesto receptores endógenos localizados en el cerebro y en los sistemas nerviosos periférico y central. Estos receptores se constituyen por lípidos neuromoduladores y sus correspondientes receptores.

Este sistema está asociado a diversos procesos fisiológicos, que abarcan entre otros el apetito, el efecto placebo, el humor, el sueño o la sensación de dolor actuando mediante transmisión sináptica y ejerciendo ciertos efectos psicoactivos.

Este sistema regula diferentes funciones esenciales en el organismo, como la presión sanguínea, la frecuencia respiratoria, la glucosa en sangre o la temperatura corporal.

cbd-sistema-endocannabinoide

De este modo, en nuestro cuerpo contamos con una red de neurotransmisores en áreas y tejidos distintos, que interactúan a través de sus receptores.

Pero vamos a contarte el descubrimiento de este sistema y por qué se llama así.

Desde hace más de 1.000 años, el cannabis era conocido y consumido por los vedas hindúes, árabes y chinos para fines terapéuticos, medicinales y ceremoniales, además de recreativos, claro.

En épocas tan cercanas como el siglo XIX, el cannabis era relativamente aceptado para tratar algunas molestias, como las migrañas, los cólicos de bebés lactantes o los dolores asociados a la menstruación.

Pero el progresivo miedo ante la morfina y el surgimiento de miles de opiómanos y morfinómanos a raíz de la Primera Guerra Mundial hizo que toda sustancia que generase algún efecto psicotrópico fuese apartada y regulada legalmente.

En 1924, en la Conferencia Internacional de Opiáceos, el cannabis (la marihuana, el hachís y todos sus derivados) fue declarado narcótico y tanto su tenencia como el tráfico fueron perseguidos.

La División de Narcóticos de Naciones Unidas lo declaró como una sustancia de gran potencial de abuso y sin efectos terapéuticos en 1971, si bien hoy en día se conocen los efectos medicinales de esta planta.

Al mismo tiempo, se estudiaban los efectos psicotrópicos del cannabis, la típica euforia y la relajación que los usuarios mostraban. A mediados de los 60 se descubrió el principio activo, al que llamaron tetrahidrocannabinol, o THC.

Esta sustancia se encuentra sobre todo en las flores de la planta hembra y en la resina que cubre sus hojas. Paulatinamente fueron surgiendo más descripciones de otros compuestos similares a los que se convino en denominar cannabinoides.

Resulta lógico que al aislar una molécula que causa efectos en el cerebro se busquen receptores sobre los que esa molécula ejerce sus efectos, y así fue como en los 90, tras comprobar la existencia de un receptor vinculado a proteínas G, se describiese el llamado CB1.

El CB1 es un receptor abundante, presente en el sistema nervioso central y con una densidad parecida a los receptores de glutamato. Pocos años después se descubrió otro receptor, que nombraron CB2, encontrado en tejidos del sistema inmune, cuya distribución era sobre todo extraneural.

Después descubrieron y describieron los receptores específicos, los ligandos endógenos, y todos ellos (receptores y neurotransmisores) se llamarían posteriormente endocannabinoides.

Poco tiempo después se aisló una sustancia lipofílica muy parecida al THC en nuestro cerebro, la etanolamida del ácido araquidónico, y la llamaron anandamida, por los efectos de paz interior que el cerebro por sí solo puede lograr.

Después fue cuestión de tiempo que se definiera lo que hoy entendemos como sistema endocannabinoide y se pudiese entender cómo nos afecta, no solo el THC, sino también los productos de CBD, otro cannabinoide presente en el cannabis con efectos terapéuticos aunque no psicoactivos.

aceite-cbd-piel-10%

Receptores CB1

Los receptores CB1 se encuentran fundamentalmente en el cerebro: el hipocampo, el hipotálamo, la amígdala, el cerebelo, la corteza cerebral y los ganglios basales, todas las regiones involucradas en procesos fisiológicos y mentales como la cognición superior, la memoria, el apetito, la percepción del dolor, el movimiento y la coordinación motora y las emociones.

Estos receptores se vinculan especialmente a los efectos del THC y regulan el dolor, además del crecimiento de células cerebrales y la migración de las células madre.

Receptores CB2

Se encuentran en los sistemas nervioso e inmune y en tejidos del intestino, el hígado, el bazo, los riñones, el corazón, las glándulas endocrinas, los órganos reproductores, los huesos, vasos sanguíneos y células linfáticas.

Se vincula estrechamente con el CBD y su función es antiinflamatoria.

Por otra parte, habría que aclarar que el CB1 media los efectos psicoactivos (y por eso se vincula al THC) y el CB2 regula la sensación de dolor, los procesos inflamatorios y la respuesta inmune, y por eso su vinculación a los productos de CBD.

Importancia del sistema cannabinoide en el organismo

Para que se sinteticen los endocannabinoides se necesita calcio, y este proceso se realiza cuando el cuerpo lo necesita. En otras palabras, los endocannabinoides no se almacenan.

Cuando se libera un endocannabinoide se une a su receptor CB, luego es recaptado por un transportador de membrana y, posteriormente, degradado por una enzima vinculada a la membrana.

En las personas adultas, los receptores CB1 se distribuyen en los ganglios basales, el hipocampo, el cerebelo y la corteza límbica, en la médula, en los nervios antonómicos y terminaciones nerviosas sensitivas.

Por ello, regulan los procesos anteriormente descritos: coordinación motora y movimiento, temperatura corporal, sueño, respuesta al dolor y al estrés o apetito.

En los adultos, los receptores CB2 se distribuyen en el tejido linfoide con efecto inmunomodulador, así como en las células macrófagas, monocitos, microglia, linfocitos T y mastocitos.

Asimismo, en la gestación y la lactancia, el sistema cannabinoide juega un papel fundamental no solo en la formación cerebral, sino también en el desarrollo del sistema nervioso central.

cbd-sistema-endocannabinoide

Qué es el CBD y los productos de CBD

El cannabis contiene más de 100 fitocannabinoides, además del THC. El cannabidiol es uno de esos 100 compuestos con una serie de propiedades medicinales y terapéuticas prodigiosa.

A diferencia del THC, éste componente no es psicoactivo, y, en proporciones específicas, actúa en conjunto con el THC para determinadas dolencias.

Su uso ha aumentado exponencialmente en los últimos años, desde que se han descubierto todas estas propiedades terapéuticas y la ausencia del efecto psicoactivo, que es lo que hace que una persona se sienta colocada.

En muchos países, el CBD está considerado como una sustancia medicinal no narcótica y, cuando los productos de CBD no contienen rastros de THC, los utilizan desde personas con trastornos del sueño, depresión o epilepsia hasta deportistas de alto rendimiento, en sustitución de los antiinflamatorios.

Los productos con este componente se presentan en diversos formatos: ungüentos, cremas, flores y aceite de CBD y cosméticos

Cómo funciona el CBD

El CBD es una molécula que interactúa con los receptores CB2 de nuestro organismo, ya descritos.

El sistema cannabinoide es lo que mantiene la salud y, cuando este no funciona correctamente, es cuando aparece la enfermedad. El CBD, al interactuar con los receptores CB, ayuda a restaurar ese equilibrio y apoya al sistema cannabinoide en la regulación de todos los procesos fisiológicos.

Es así que el CBD ayuda en el tratamiento de diversas enfermedades, como algunas autoinmunes (artritis reumatoide, inflamación), afecciones neurológicas como Alzheimer, Parkinson, esclerosis múltiple, epilepsia, derrames cerebrales o el síndrome metabólico, como obesidad o diabetes.

Además, apoya a otros tratamientos para la colitis y la enfermedad de Crohn, disfunción cardiovascular o ciertas enfermedades de la piel, como la psoriasis, la dermatitis o el acné.

Por otro lado, alivia los síntomas menstruales y es recomendado para tratar los trastornos del sueño, como el insomnio, e incluso la depresión y el control de peso.

De ahí la importancia de que consigas productos de CBD con las proporciones adecuadas y respaldados por estudios serios y responsables.

Cuando hablamos de proporciones adecuadas nos referimos a que se ha demostrado que el CBD actúa mucho mejor cuando se combina con todo el espectro de fitocannabinoides, incluido el THC.

Sin embargo, miles de personas buscan estos productos no por los efectos psicoactivos, sino debido a sus propiedades terapéuticas, prefiriendo productos con mayor cantidad de CBD que de THC.

Hype Flower Shop

En Hype compartimos la preocupación por proporcionarte productos de CBD de calidad pero asequibles.

Contamos con una gran variedad de aceites en distintos formatos y otras presentaciones de CBD, con toda la información de laboratorio requerida. Además, contamos con la incorporación de la gama cosmética, lo que hace de Hype un lugar ideal para que encuentres aquello que necesitas y buscas.

Si quieres comprobar sus maravillosas propiedades, esta es tu oportunidad para comprar nuestros fantásticos productos de CBD.

Llámanos o contáctanos por nuestra web y con gusto aclararemos todas tus dudas.

pack-musculatura

HYPE no se hace responsable del uso indebido de los mismos. En caso de enfermedad, aconsejamos acudir a un médico especialista autorizado, quien deberá diagnosticar cada caso, ya que la información que aquí ofrecemos sobre nuestros productos y estos mismos no son sustitutivos de ningún tratamiento médico.

Back to top
0
× Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday